Noticias

ÉTICA, RESPONSABILIDAD, SERIEDAD Y COMPROMISO

Río Uruguay Seguros logró una de las mayores
calificaciones como compañía de seguros

Luego de pasar por un período de evaluación, donde se analizaron diferentes factores y se cumplieron con diversos controles, Río Uruguay Seguros recibió la calificación A.

Las calificaciones de riesgos para las empresas de seguros van desde AAA hasta E. Los factores a tener en cuenta por parte de las calificadoras a la hora de asignar una u otra categoría tienen que ver con la Posición de Mercado y Marca; Política de Inversiones; de Reaseguros; Activos, Diversificación de Ramos, Siniestralidad, Eficiencia y Crecimiento, entre otros. La calificación no es resultado de una auditoría, sino que se basa en el análisis de información que en el sector asegurador, los medios y órganos de contralor que lo hacen público.

Sin dudas el haber obtenido esta calificación “A” demuestra que Río Uruguay Seguros ha sabido construir un modelo de gestión de empresa que cumple con las exigencias que impone un mercado altamente competitivo donde la información acerca de las empresas es clave para inversores e intermediarios a la hora de tomar decisiones.

Es una noticia que nos llena de orgullo a toda la comunidad RUS y nos invita a seguir por este camino de la realización y superación continua. A poco de cumplir 60 años esta calificación confirma el camino recorrido y nos invita a continuar buscando ser más que grande, la mejor empresa de seguros del país.

El Procedimiento para calificar consiste en un conjunto de factores de análisis a ser aplicados por la calificadora para evaluar a la empresa de seguros. Las sociedades calificadoras de riesgo (SCR) son sociedades anónimas formadas por especialistas que dan una opinión técnica independiente sobre la capacidad de repago en tiempo y forma (es decir, en las condiciones pactadas) de los distintos valores negociables (obligaciones negociables y/u otros títulos de deuda) colocados y negociados en los mercados.

Las categorías de calificación se encuentran fijadas en el Decreto N° 656/92 con las letras A, B, C, D, y E. Las 4 primeras categorías se utilizan para los valores negociables de deuda que hayan cumplido con los requisitos de información. Para cuando las emisoras que no hayan cumplido debidamente los requisitos de información impuestos por las normas vigentes y necesarios para la calificación de sus valores negociables, se reserva la categoría E. A su vez, esta CNV autorizo haciendo uso de sus facultades distintas subcategorías de calificación tales como AAA; AA; BBB; BB; CCC; CC o distintos modificadores como + ó –. La calificación A se utiliza para los valores negociables de mejor calidad y más bajo riesgo y en orden decreciente, la calificación D corresponderá a los valores negociables de menor calidad y mayor riesgo.